FERNANDO FRANCO, DIRECTOR DE “LA HERIDA” – 16/05/15

Fernando Franco es un joven director de cine, ganador del Premio Goya en 2014 como director novel por la película “La herida”, además del Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián. “La herida” muestra el día a día de Ana, una chica de 28 años que sufre Trastorno Límite de la Personalidad (TLP).

El tema tratado en la película nos motivó para proponerle a su director pasar una tarde en compañía de los miembros de la Asociación Tú decides. Fernando accedió con mucho gusto a la invitación, y, tras ver su película el pasado sábado, esta misma tarde hemos tenido la suerte de mantener un encuentro informal con éste consistente en una charla animada tomando un refresco.

Un cúmulo de circunstancias llevó a Fernando a plantearse, en un principio, rodar un documental sobre este trastorno, para posteriormente decidir, tras varios años de investigación (documentación, testimonios, diarios, entrevistas…), rodar la película. Todo el proceso anterior le llevó a empatizar y comprender a las personas que padecen algún trastorno mental: “esta experiencia y todo lo que ha conllevado (investigación, festivales sobre salud mental, personas que he conocido, vosotros en estos momentos…) me ha enriquecido mucho”.
El estigma generado por la desinformación y la información sesgada, e incluso errónea, sitúa a las personas que padecemos trastorno mental en un desafortunado punto de vista social, combatido desde principio a fin por “La herida”.
Fernando nos hizo sentir muy bien, interesándose por la historia de cada uno y preguntando con curiosidad sobre nuestras observaciones y opiniones. Los comentarios sobre alucinaciones, delirios, medicación, reacción de familia y amigos, dieron paso al diálogo sobre los logros, satisfacciones, proyectos viables, redes de apoyo…, bajo un siempre presente telón de fondo: el verdadero mal de un trastorno mental no se encuentra en el diagnóstico, ni en la enfermedad, ni siquiera en la persona que la padece, sino en la reacción del entorno.
Fernando nos ha permitido hacer un amigo más pues trajo consigo a Álvaro, cercano y alegre compañero de fatigas que no dudó en sumarse a la “aventura”, una vez supo el plan que éste tenía para la tarde. Afortunadamente, tendremos el placer de recibirle nuevamente en unos meses y conocer a fondo otro interesante proyecto que tienen entre manos desde hace tiempo.

Fernando Franco posa con miembros de la Asociación Tú Decides
expresando en lengua de signos el deseo compartido de que el
2016 sea reconocido en España como el año de la Salud Mental
Para nuestra sorpresa, pudimos comprobar de la boca de ambos que la información errónea no sólo atañe al ámbito del trastorno mental sino a muchos y variados, como es el caso de los Goya; una tras otra, se sucedieron decepcionantes respuestas que le restaron encanto a nuestra fantasía de promover en el futuro un largometraje sobre nuestra experiencia; el “engoyado” no vive “enjoyado”, pues los Goya no conllevan un premio en metálico, sino sólo reconocimiento, la ropa de marca es de prestado, la fiesta la disfrutan más los invitados pues los protagonistas llegan cuando está bastante avanzada, se trabaja 13 horas diarias 6 días a la semana, director y productor no cobran para contar con un presupuesto mayor… no obstante, la pasión está por encima de todo, por lo que Fernando ya ha asumido que posiblemente tenga que compaginar de continuo su actividad de director con su trabajo como montador: “Así es la vocación, puede que no viva de ello, pero viviré para ello”.

Fueron numerosas las preguntas, con sus llamativas respuestas, sobre la trama, pretensiones y actores de “La herida”; una vez más, ratificamos el buen ojo de Fernando al saber que tuvo claro desde el principio que la dulce dureza y la dura dulzura de Marian Álvarez (personaje de Ana) iba a encajar a la perfección con el papel principal; “lo que más me gusta de Marian es que mira muy bien”. No sólo el increíble resultado le dio la razón, sino el merecido Goya como mejor actriz protagonista.

Nos guardamos algunos sabrosos comentarios para no revelar al lector detalles sobre “La herida”, película que recomendamos con insistencia. Tan sólo deseamos desvelar un pequeño secreto esperanzador y es que el final supone un principio, de ahí que Fernando lo considere “un happy end en toda regla”.
Puede que la película te guste, como a nosotros, y si no es así, quizá sea por la incómoda sensación que suscita el identificarse con la protagonista, porque ésa fue de siempre la pretensión de Fernando: “el reto de la peli es que el espectador empatice con Ana”. Si te sucede, recuerda que sentirse así no le gusta a nadie, tampoco a las personas que padecen TLP.
En este sentido, nos encantó la imagen usada por Fernando para explicar cómo puede sentirse a nivel emocional quien padece este trastorno: “imaginad que vuestra piel está dañada, que vuestro cuerpo está en carne viva; para cualquier otro el roce de una pluma es inocuo, pero para quien se encuentra así, el dolor debe de ser indefinible”.
Muchos de nosotros nos sentimos identificados con la vivencia del ejemplo expuesto por Fernando pues a veces experimentamos el dolor con gran intensidad; la contrapartida positiva es que también sucede al contrario. Y éste es el caso del encuentro de esta tarde, pues afortunadamente ha supuesto, para todos los miembros de la Asociación “Tú Decides”, una auténtica, plena y profunda satisfacción.

Gracias, Fernando, por tu entrega; y a ti, Álvaro, por desear conocernos.

Siempre seréis bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.